19 de enero de 2008

Sentido de culpa

13 de enero de 2008

Mañana la mayoría de empresas inicia labores a plena marcha y no faltará la programación de la reunión para analizar el año anterior en la que la mayoría de los ejecutivos que asistirán durante esta época de descanso habrá reflexionado sobre las deficiencias del año anterior. Unos ejecutivos con responsabilidad asumirán los errores cometidos y otros se dedicarán a escudarse en los colaboradores a su cargo, pues, quizás muchos de los problemas que se presentaron ocurrieron a “su espalda”. Este es un pequeño recorrido por todas aquellas cosas que a lo mejor se pudieran haber hecho y nunca se hicieron y que con seguridad para la reunión de inicio del año serán de nuevo propuestas.


¿Qué tal si se hubiera hecho la previsión de que con la llegada de la competencia había que darle un retoque a la fachada del negocio y cambiar hasta el horario de atención al público? A lo mejor los nuevos rivales no hubieran tomado tanta ventaja.


¿Qué hubiera pasado si se hubiera aprobado el programa de entrenamiento mensual para los colaboradores? Con seguridad la calidad en la atención al público hubiera mejorado la calidad del servicio y los clientes estarían más satisfechos.


¿Qué repercusión habría tenido en las ventas haber aprobado el presupuesto de publicidad y seguir el cronograma de la mezcla de medios que se sugirió en la reunión de enero del año pasado? Pues, a lo mejor las ventas habrían subido y el posicionamiento de la marca también, además, cada peso se hubiera invertido y no gastado como paso.


¿Cómo habrían reaccionado los clientes si se hubiera implementado el sencillo plan de fidelidad de por lo menos llamarlos el día del cumpleaños o haber actualizado la base de datos para conocer un poco más a los compradores? Seguramente el crecimiento de las ventas habría mejorado y la rotación de clientes habría disminuido, quiere decir que perdió la posibilidad de crecer sostenidamente y no como en la actualidad que registra un clientes y pierde tres.


¿De qué hubiera servido haberse tomado las puntos de venta para mejorar la presencia de la marca en los distribuidores? Para lograr minimizar el impacto de las acciones de la competencia, mantener el posicionamiento de la marca y los pesos invertidos en esa acción se hubieran recuperado con creces.


¿Cómo nos hubiera visto la gente si al llegar a la oficina levantáramos la mirada y saludáramos a los colaboradores y a los clientes? Podría haberse evitado no solamente los malos cometarios sobre su mala educación y prepotencia sino que hubiera logrado darle una cara amable a su empresa.


¿Qué hubiera pasado si los propietarios de negocios estacionaran sus vehículos en un parqueadero y no al frente del local, tal como sucede en la zona de las peleterías o en las aseguradoras de la calle 14? Las ventas sería otra cosa, porque los que compran tendría donde estacionar su vehículo y eso mejoraría su comodidad.


¿Qué hubiera pasado en la empresa si a cada ejecutivo le dieran el empoderamiento necesario para ejercer su gestión de manera autónoma y no esperando a que se reúna un comité para dar aprobación a una actividad? Le aseguro que los resultados de la empresa serían mejores y el nivel de gestión sería mejor. ¿o desconfía de su equipo de trabajo, pues, si eso sucede mejor cámbielos o ejerza mayor control en el resultado de las actividades propuestas.


Podrían haber más actividades para reflexionar sobre lo que hubiera sido y no fue. Pues, tiene la oportunidad de que mañana inicie con la planeación y evalué cada mes para ver que tan desviado esta del camino, solo así podrá corregir los errores y avanzar con éxito.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenido... Escriba su opinión, inquietud o sugerencia en el siguiente espacio. Haga click en el icono que considere conveniente para autenticar su comentario o si lo desea permanezca anonimo haciendo click en el espacio correspondiente. Gracias.