28 de febrero de 2009

¿Crisis?

Hoy, Mercadeo al día quiere recargar a ese ejecutivo que está dentro de usted, pero que en ocasiones se deja tentar por las opiniones de expertos y cuanto personaje se dedica a visaulizar el futuro para que tenga una posición activa y positiva, y de quienes dicen que la omnipresente crisis parece haber invadido todos los espacios, y que solo de esta manera podrá utilizar mejor el tiempo y las capacidades que tiene. Pues, solo queda la opción postulada por Denis Waitley; “Son dos las opciones básicas: aceptar las condiciones como existen o aceptar la responsabilidad de modificarlas”. Usted decide.

De ninguna manera pretendo negar la existencia de una crisis, sea cual sea su magnitud y naturaleza, pues sin duda estamos en medio de algo que se parece a lo que tradicionalmente hemos definido como crisis. Pero de las situaciones adversas vienen los grandes cambios, lo recomendaba Steve Jobs en su celebrado discurso de graduación en la Universidad de Stanfford, “Unir los puntos”. Cuando por el paso de los años hemos afrontado más de una crisis, y cuando, además, por la misma razón hemos comprendido la importancia que tiene la utilización del escaso tiempo vital que nos toca, uno tiene la posibilidad de empezar a resignificar el verdadero sentido de las crisis que se enuncian a viva voz por todos los medios. Vale, a riesgo de ser obvio, empezar por el principio.

¿Qué es una crisis? Veamos algunas acepciones que nos brinda el diccionario de la Real Academia Española: “Cambio brusco en el curso de una enfermedad, ya sea para mejorarse, ya para agravarse el paciente”. “Mutación importante en el desarrollo de otros procesos, ya de orden físico, ya históricos o espirituales”. “Situación de un asunto o proceso cuando está en duda la continuación, modificación o cese”. “Situación dificultosa o complicada”. Naturalmente, asociamos crisis con problema, con algo malo, pero si leemos bien estas definiciones y cambiamos de pensamiento, vemos otras perspectivas amplias. La crisis es la ruptura de un estado de equilibrio previo. Es un cambio brusco, que puede ser bueno o malo en función del estado previo y de nuestra posición y conducta al respecto.

Entonces: ¡Bienvenida, crisis! y quien mejor que Einstein para hacernos reflexionar sobre la crisis. “No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nacen la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafío, sin desafío la vida es una rutina, una lenta agonía. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla”.

Espero haber logrado el objetivo y haberle dado la oportunidad de empezar a ver la crisis como una oportunidad para modificar esas conductas del pasado que, habitualmente, ha implementado en el trabajo, la empresa y la vida personal. Lo invito a participar en la encuesta de la semana en el blog: http://mercadeoaldia.blogspot.com y si desea hacer un cometario sobre este tema u otro de su interés por favor hágalo en el blog o al correo electrónico que aparece al final del texto. Gracias.


4 comentarios:

  1. En mi vida cotidiana he padecido este término, y de igual manera he salido victoriosa.
    Como experiencia personal comento lo difícil que fue enfrentar la crisis del desempleo en esta ciudad, y aunque se ha publicado en diversas noticias que Cúcuta ha sido la ciudad con menor porcentaje del mismo, cabe anotar la poca oportunidad que ofrecen las empresas a las personas por falta de experiencia, deberían como mínimo brindar la oportunidad a aquellas que tengan los conocimientos (estudio ó titulo) y así permitir demostrar las capacidades para desempeñar el cargo.
    Para finalizar considero que la crisis es una OPORTUNIDAD porque permite ver y analizar los errores cometidos, de lo cual surge la tendencia a mejorar.

    ResponderEliminar
  2. El articulo nos deja una gran enseñanza para que reflexionemos con respecto al verdadero significado de lo que es una crisis, nosotros como humanos en la mayoría de los casos vemos esta situacion como un problema y nunca como una solución. En los casos de crisis debemos aprovechar y sacar lo mejor de esta situacion para mejorar o aprender de la misma.Cuando se nos presente una crisis debemos ser emprendedores y buscar la solucion así en el momento nos esté afectando ya sea económica o familiarmente.

    ResponderEliminar
  3. para mi concepto la crisis es una oportunidad, que debemos aprovechar observando claramente a que le podemos sacar provecho , con respecto a la crisis, mirando algunos mercados que de una manera u otra se pudieran ver beneficiados de esta situación. además como buenos colombianos le sacamos provecho a todo.

    ResponderEliminar
  4. Ya conocia el texto de Einsten y muchos mas acerca de las famosas crisis , la verdad nosotros los Colombianos siempre vivimos en crisis si o no? siempre nos ha hecho falta algo , seamos de la familia donde vengamos; es una nueva oportunidad mas en todas partes del mundo para realmente escudriñar los mercados por una gran oportunidad...
    Yo digo que las oportunidades siempre estan y siempre estaran o estuvieron el problemas somos nosotros que no las vemos o no tenemos las capacidades aun para verlas , muchas veces estan en nuestras narices , pero por los tantos paradigmas mentales que nos sembraron las dejamos ir , por cuidar el minimo dejamos de ganarnos el maximo , un abrazo juan carlos de nuevo felicitaciones , perdon Dr juan carlos

    ResponderEliminar

Bienvenido... Escriba su opinión, inquietud o sugerencia en el siguiente espacio. Haga click en el icono que considere conveniente para autenticar su comentario o si lo desea permanezca anonimo haciendo click en el espacio correspondiente. Gracias.