28 de marzo de 2009

¿A cuánto aspira?

Mercadeo al día se ha caracterizado porque ha planteado temáticas agresivas relacionadas con el arte del mercadeo y, también, porque no es ajeno a la realidad que viven cientos de ejecutivos y estudiantes que leen esta columna, por ese motivo, ha tocado temas que van desde la motivación del líder y el equipo de trabajo hasta hacer cuestionamientos a las acciones de mercadeo, publicidad y servicio al cliente de algunas empresas. Hoy, quiere despertar el cambio de la estrategia de desarrollo organizacional de las compañías y la reflexión de quienes determinan las remuneraciones del personal. Presento algunos datos de la investigación nacional de salarios y beneficios adelantada por la entidad gremial que agrupa a los funcionarios de la gestión humana de las empresas públicas y privadas de Colombia (Acrip) realizada a finales del año pasado y publicada en Mercado de dinero.

Algunos pensaran, pero, cómo hablar de ese tema en plena época de dificultades económicas, y posiblemente tengan la razón, pero, esa situación se enfrenta con decisión, es decir con la implementación de cambios que van desde la manera de pensar de las personas de la organización, su motivación y la forma como se produce, comercializa y cobra el resultado del trabajo hecho por las personas. Uno de esos cambios puede ser el que están implementando algunas compañías que han establecido un modelo de administración en el que se desarrollan equipos de trabajo donde la remuneración va atada a los resultados de la gestión, modelos que están salidos de los tradicionales esquemas nacionales. Sin embargo, la investigación reveló que el pago por desempeño es una práctica en aumento y el 38% de las empresas encuestadas reportaron esta política, al igual que la creciente alternativa de mejorar los salarios vía otros beneficios, tal como sucede en Bogotá y el Valle ciudades en las que más se ofrece seguro de vida a los empleados, o al 100% de los empleados de primer nivel se les asigna vehículo seguidos de la Costa Atlántica y Antioquia donde lo ofrecen al 61% y 60% de los ejecutivos, respectivamente. También, es frecuente la práctica en temas de compensación, pues, Colombia pasó del puesto 11 en el 2006 al quinto un año después en cargos ejecutivos. Y se encontró, también, que en el país se pagan dos salarios al año por el buen desempeño de los altos ejecutivos, mientras que en América Latina este promedio es de cuatro salarios. Para niveles gerenciales la tendencia es pagar 1,6 salarios adicionales al año, y un salario para niveles profesionales.

Es cierto que la brecha salarial en el país es alta y tal como lo asegura el presidente de Acopi en Colombia se deben hacer cambios que disminuyan esas diferencias que en algunos casos pueden llegar a ser de 400% o 500%, pues, hoy un alto directivo de una empresa nacional gana en promedio 22,3 millones de pesos, un gerente 16,4 millones, un jefe o coordinador de área 5,8 millones y un operario algo más de un millón de pesos, estas diferencias pueden acentuarse dependiendo del sector productivo en el que se haga la evolución o la ciudad en la que se haga el análisis. Desafortunadamente, la investigación no aplica para Cúcuta, porque el trabajo de campo se realizó en 20 sectores de la economía a 73% de empresas nacionales de las cinco principales regiones del país (Bogotá y Cundinamarca, Valle, Eje Cafetero, Antioquia y Costa Atlántica) analizando 401 cargos de 14 áreas funcionales.

En este campo Acrip indica que el 66% de las compañías en América Latina están en un proceso de trasformación del área de recursos humanos para generar mayor valor y alineación con la estrategia de desarrollo organizacional. Este proceso debe enfocarse en mi concepto a fortalecer el sentido de pertenencia de la gente en las empresas, aspecto de poca importancia en muchas organizaciones locales que lo único que usan es el típico modelo del empresario montado en una carreta que es halada por un burro y en sus manos sostiene un palo del que cuelga una zanahoria y el burro camina en busca de la zanahoria y nunca la logra alcanzar.

6 comentarios:

  1. Bueno, con resoecto al artículo es normal ver en este país a personajes en altos cargos directivos, ya sea público y/o privado ganando un buen billete mientras que el pobre trabajador raso que suda la gota gorda es quien menos gana y si no debemos preguntarle al ministro de la protección social por ese salario minimo que le asignado al pueblo trabajador de mi querida Colombia, no es justo, ok.

    ResponderEliminar
  2. En un país como el nuestro, donde existe tanta riqueza no es justo que este concentrada en unos pocos; pero para llegar a la raiz del problema tenemos que preguntarnos que estamos haciendo mal?,,, será que estamos eligiendo mal a nuestros lideres, o más bien todo el que llega al poder, cambia totalmente su forma de pensar y ver la vida; es tanta la avaricia de enriquecer a unos pocos y hacer pasar hambre a los demás....????

    ResponderEliminar
  3. Todos estan locos , si creen que ellos van a cambiar el sistema como esta conformado ahora...
    Recuerden ellos son los dueños de todo es un grupo no muy grande de familias y hasta montan los presidentes , obviamente que el dinero esta mal distribuido y que la gente obrera que es la que mas debe ganar en algunos casos , es la que menos gana... por eso en algunos paises desarrollados la pobreza se ve menos porque se pagan por horas , no con mucha diferencia de dinero; este sistema de colombia del salario minimo, eso es inventado por los terratenientes de Colombia, a ellos estas cifras ni los molestan , porque el problema de la superpoblacion en colombia hace que haya mucho desempleo lo que hace que la gente se haga mas esclava cada dia , para no perder el trabajo y poder comer , es muy simple , por eso lo bueno del TLC para estados unidos , gente profesional pagada a precio de huevo en Colombia ...

    ResponderEliminar
  4. en todas las empresas la fuerza laboral esta dada por el talento humano, y cada dia se tiene que esforzar para ser mejor, es decir, explotarse asi mismo para ser competitivos y mantenerse en la dura compentencia laboral que cada es más exigente y llegan personas nuevas con nuevas y mejores ideas que revolucionan mercados; asi mismo las empresas aprovechan y buscan que cada funcionario ponga su propio ingreso a través de comiciones y honorarios.

    EDILBERTO ARIZA

    ResponderEliminar
  5. El hombre tiene que perseguir primero sus sueños, saber que es lo que quiere y adonde desea llegar, la organización le permitirá desarrollarse como persona y profesional, cada uno tiene la posibilidad de crecer y decidir si el empleo que tiene llena sus expectativas.
    Los grandes empresarios también tuvieron sus necesidades y los empleos adquiridos no cumplían con sus expectativas y ahora tienen su propia capital de trabajo.
    El hombre debe crear sus sueños a partir de sus deseo y posibilidades , sin desear tener lo de los demás... vivir su propia realidad
    TODO LO MATERIAL EN LA VIDA TIENE UN PRECIO,LAS COMODIDADES Y LUJOS.

    ResponderEliminar
  6. bueno profe: tocaste un tema algido dentro de las empresas actuales,con estos personajes que estan al frente de atención al público,que embarrada hermano pero de relaciones humanas nada de nada, oye hasta sordas se han vuelto no contestan los buenos dias que aún utilizamos algunas personas, y ni modo de preguntarles algo porque mejor salir en primera ahh!!! se perdio los buenos tratos. Lamentable.

    ResponderEliminar

Bienvenido... Escriba su opinión, inquietud o sugerencia en el siguiente espacio. Haga click en el icono que considere conveniente para autenticar su comentario o si lo desea permanezca anonimo haciendo click en el espacio correspondiente. Gracias.