8 de agosto de 2009

Medidas absurdas

Diariamente, las personas son victimas de estrategias absurdas de servicio al cliente que tienen como objetivo ofrecer una mejor calidad en lo que se ofrece, pero, esas prácticas que en el pasado tuvieron éxito hoy pueden estar afectando la percepción positiva de los compradores por un establecimiento. A continuación, algunas de esas medidas absurdas que pueden ser cambiadas o mejoradas y que a lo mejor se hacen porque desde hace mucho tiempo las cosas se han hecho así o porque es criterio del propietario del negocio.

¿Ha pensado porque cuando sale del supermercado el vigilante le revisa la tira de pago solo para ponerle un revisado, chulo o garabato? Qué objetivo tiene esa actividad si cuando usted va a salir de ese lugar el fin de semana hay más fila en la salida que en los puesto de pago. Además, no se supone que si usted se va a robar algo el sensor se activa.

¿Por qué para hacer el reclamo de un electrodoméstico hay que llevar la caja? Qué tendrán que hacer las parejas de recién casados con la cantidad de cajas de los regalos guardarlas debajo del colchón para garantizar el arreglo en caso de algún daño. ¿Para qué le entregan al comprador la factura, será que vale más la caja que el certificado de garantía?

¿Quién se inventó la norma de que para hacer un cambio hay que ir a una hora determinada para que el cliente logre tal propósito? Por eso, es que contrario a prestar un servicio de calidad se dedican a ofrecer una atención que deja mucho que decir. En los países desarrollados donde los consumidores hacen valer los derechos se puede ir en cualquier momento y le dan opciones para el cambio: el dinero, otra prenda o un bono para después. Y no se ponen a mirar si se la puso o si el roto lo hizo usted con una navaja o se tomo el tiempo de desprender los botones de la camisa para que se la cambiaran.

¿Por qué en un almacén de muebles hay avisos que dicen “No se siente en esta silla”? ¿Entonces, cómo hace usted para tomar la decisión de comprarla si no sabe si le cabe o no o si se sentirá cómodo por que es muy dura o blanda? Es como si en un almacén de ropa usted no se pudierá probar las prendas para saber si le lucen o no.

¿Cuáles promociones del “50% en todo” y todo es lo de una canasta o un exhibidor en el que están los “huesos” que nadie compro y ahora los venden con descuento? Por favor señores comerciantes respeten. Pero, peor aún es la gente que viaja al exterior y compra en los oulet o en las tiendas de descuento y traen la ropa a Colombia como si fuera de última moda y la venden ganándole hasta el triple del costo.

Qué falta de respeto de los asesores, vendedores o de cualquier persona de una empresa que saluda, es amable y hasta cumple su trabajo pero cuando se da cuenta que el visitante solo quiere mirar o preguntar pierde el interés y se hacen los ocupados para que usted se vaya más rápido. Y qué tal lo que acosan y tratan de cualquier modo de que usted compre, así sea, dejando separado con mil pesos.

¿Por qué cuándo usted lleva el carro al servicio técnico le reciben el vehículo y usted no puede ver lo que le van hacer, dizque por su seguridad, el paso esta restringido? ¿A qué le temen o qué es lo que el dueño del carro no puede ver, será que el repuesto nuevo lo cambiaron o solo lo limpiaron?

Si desea mencionar otras medidas absurdas lo invito a registrarse ingresando a mi blog en la siguiente dirección: www.mercadeoaldia.blogspot.com y votar en la pregunta de la semana, o escriba a la dirección de correo electrónico que esta al final del artículo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenido... Escriba su opinión, inquietud o sugerencia en el siguiente espacio. Haga click en el icono que considere conveniente para autenticar su comentario o si lo desea permanezca anonimo haciendo click en el espacio correspondiente. Gracias.