10 de octubre de 2009

Trabajar para vivir y no vivir para trabajar

El domingo anterior el ejercicio de la autoevaluación se realizó en varias universidades y empresas y los resultados fueron sorprendentes. Unos mostrando resultados objetivamente con calificaciones entre 30 y 40 puntos y, otros, queriendo dar la sensación de excelencia en el servicio con cifras de entre 41 y 50 puntos. El promedio de la semana entre aproximadamente 70 personas que sirvieron de muestra fue de 33 y 39 puntos, por eso, todavía hay mucho por hacer en el tema del servicio. Si usted todavía no lo ha hecho visite el sitio en Internet que está en el último párrafo.

Por el articulo en mención, algunas personas, argumentaron que ese mal servicio se debía a que la empresa no los motivaba o que el jefe no inspiraba otra cosa que pedir un milagro para que lo despidieran. Por eso, tiene toda la razón el presidente de hoteles Marriott quien asegura que “en la medida que la empresa capacite a los trabajadores y los gerentes ejerzan un liderazgo positivo con el personal, ellos a su vez, ofrecerán ese mismo trato a los huéspedes” entonces, para poder lograr una excelente calidad de servicio las empresas deben preparar mejor a los gerentes, bien lo mencionaba Tom Peters en su última visita a Colombia, “a los ejecutivos les enseñan en las escuelas de negocios modelos matemáticos y diseño de estrategias, pero, no les enseñan a saludar, despedirse o dar las gracias por haber venido” eso haría la diferencia en la calidad de gente que tiene una organización. El otro elemento que puede influir es que las empresas sean conscientes de la importancia de adoptar una política que respete las necesidades del individuo, del cliente y de la organización. El concepto de “work life balance” sostiene que todos los empleados tienen derecho a un trabajo que no dañe su libertad para realizar actividades o cumplir con responsabilidades fuera del lugar de trabajo.

La expresión “equilibrio entre vida privada y trabajo” fue usada para aludir a hábitos poco saludables de trabajo que llevaban a alguna gente a descuidar otras áreas importantes de la vida, como familia, amigos y entretenimiento. Muchos vaticinaban que la tecnología reemplazaría la mano humana pero no fue así: en lugar de divertirse la gente decidió trabajar cada vez más. El mundo se llenó entonces de “esclavos voluntarios” (título de un libro de Madeleine Bunting) que trabajaban cada vez más horas por semana motivados por una serie de factores entre los que figura la ambición personal, la presión de las obligaciones familiares y la aceleración del avance tecnológico. Generando problemas que le afecta la salud, y estrés, que daña las relaciones interpersonales y sexuales. Todo eso se interpreta como resultado de un insalubre desequilibrio entre vida privada y vida laboral.

Por eso, si usted quiere vivirá más tiempo y ser feliz debe hacer el trabajo que le gusta. Entonces, las empresas podrán enfocarse: Primero, en la obligación de cuidar y respetar su salud mental y física del personal y segundo, en disminuir los costos de la rotación de personal, y el desafío de mantener la productividad cuando el personal está en permanente. Entones, para decidir el enunciado de este artículo, averigüe qué es lo que más importante en su vida y, en virtud de eso, decida si hay actividades que puede relegar o eliminar. Proteja su vida privada, y encuentre el tiempo necesario para dedicar a su persona, familia y relaciones. Si es su propio jefe, será libre de poner límites para que el trabajo no se entrometa en la vida familiar. Busque ayuda para encontrar el equilibrio. Túrnese con la pareja para algunas cosas o pídale a los amigos o familiares que cubran ocasionalmente alguna obligación que no sea prioridad. Divertirse y relajarse. Ambas cosas son esenciales en una vida bien equilibrada. Salga con la pareja, con amigos, o hacer aquello que le divierta. Quien crea firmemente que lo más importante en la vida es ser feliz, se las arreglará para encontrar el tiempo.

Si desea opinar sobre este artículo lo invito a registrarse ingresando a mi blog en la siguiente dirección: www.mercadeoaldia.blogspot.com y votar en la pregunta de la semana o escriba a la dirección de correo electrónico que esta al final del artículo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenido... Escriba su opinión, inquietud o sugerencia en el siguiente espacio. Haga click en el icono que considere conveniente para autenticar su comentario o si lo desea permanezca anonimo haciendo click en el espacio correspondiente. Gracias.