2 de abril de 2011

Paradigmas de marketing


Cada día aparecen infinidad de “gurús” pretendiendo trasmitir sabiduría en temas relacionados al mercadeo. Muchos de esos postulados se convierten en el tiempo en paradigmas desvirtuados por un nuevo postulado. Mercadeo al día resalta algunos de esos paradigmas para que reflexione sobre cada una de ellos y pueda tomar a futuro mejores decisiones.


· Es más fácil venderle a la gente algo que desee y no necesite que algo que necesite y no desee.


· Hoy, la marca debe estar primero en el canal de distribución para que cuando se haga la estimulación de la demanda mediante la publicidad se logren los resultados esperados. De lo contrario, usted le hará un gran favor al líder del mercado. Por eso, la verdadera batalla de las marca no está en la mente de la gente sino en el canal de distribución donde hay productos iguales al suyo y si usted no está dejará de vender.


· Un cliente satisfecho solo tiene un 47 por ciento de probabilidad de regresar al mismo lugar, gracias a que la competencia ofrece variedad de opciones. Eso de que cliente satisfecho siempre regresa es cuestión del pasado. Lo curioso es que la mayoría de los que no regresa no es porque se muera o se vaya de la ciudad o porque quizás le ofrezcan mejor precio. No regresa por culpa de la mala atención de los empleados.


· El error más grande de las promociones es hacerlas todo el tiempo, pues, posiblemente en el corto plazo se vean los resultados pero a largo plazo el consumidor se acostumbra y cuando no hay promoción usted dejará de vender


· La publicidad es la acción de mercadeo más menospreciada por la gente, porque no solo no le interesa sino que además interrumpe su entretenimiento. Además, por más evaluaciones que se hagan del mensaje la gente siempre entiende lo que no es.


· Eso de destinar el 10 por ciento del presupuesto a estrategias de retener o recuperar clientes debe revaluarse, porque ya no es una opción fidelizar a los clientes. O lo hace o desaparece el mercado.


· De 100 acciones que implemente en la empresa para generar un mejor servicio o hacer más agradable el producto, el consumidor siempre verá un defecto y por ese mínimo detalle lo calificará negativamente.


· Si la operación comercial de la empresa solo es vista con ojos financieros es mejor que cierre, pues a lo mejor, nada colmará las expectativas contables y cada peso que destine para promoción o publicidad solo será un costo.


Recuerde que las cuentas de posicionamiento, participación en el mercado, engagement y Top of Hands no están en el plan único de cuentas. Si usted tiene algún paradigma que quiera compartir con los lectores envíenlo al correo electrónico mercadeoaldia@gmail.com o si desea leer sobre otros temas de interés visite el blog: mercadeoaldia.blogspot.com.

1 comentario:

Bienvenido... Escriba su opinión, inquietud o sugerencia en el siguiente espacio. Haga click en el icono que considere conveniente para autenticar su comentario o si lo desea permanezca anonimo haciendo click en el espacio correspondiente. Gracias.