12 de mayo de 2011

Viaje eficientemente





La productividad de los ejecutivos no solo se basa en el conocimiento de teorías, estrategias o metodologías para ser más eficientes en la gestión sino en temas que faciliten la vida, ayuden a ahorrar tiempo y dinero, y como consecuencia terminen mejorando la calidad de vida. Uno de esos temas que facilitan la vida es cómo prepararse para un viaje de negocios, pues, los inadecuados preparativos generan pérdidas poco redituables en el corto plazo. Hoy, los ejecutivos de Mercadeo al día tendrán la oportunidad de tener una serie de recomendaciones para hacer más eficientes los trayectos aéreos.

Prepare una lista de chequeo que contemple no solo papelería, tarjetas de presentación, facturas, sellos y demás elementos de trabajo, sino los cargadores de los equipos electrónicos y las presentaciones en varios formatos en caso de que no se puedan abrir, además, de mantener copias de seguridad en su correo electrónico o utilice el Cloud computing para mejorar la eficiencia y evitar transportar pesados equipos portátiles.

Prepare la reserva de su vuelo con anticipación eso le ayudará a ahorrar dinero y a seleccionar el horario de salida que más le convenga. Si es posible viaje en el último vuelo que va con menos pasajeros y puede utilizar lo que queda del resto de la noche para verificar detalles de última hora y puede iniciar el día sin las molestias de los viajes en avión.

Al llegar al debe haber realizado el Check In o la tarjeta de embarque electrónica con anticipación, recuerde que lo puede hacer entre 48 y 2 horas antes del vuelo. Eso le evitará hacer largas filas ya que por lo general siempre se viaja con equipaje de mano que puede ir en los maleteros de la cabina.

Para hacer más ágil el paso por la zona de seguridad prefiera utilizar en el vestuario correas de broche que son más practicas que las de hebilla, zapatos tipo mocasín, es decir, sin cordones y si lleva monedas trate de previamente cambiarlas o darlas en propina y en caso de que no se pueda deshacer de ellas métalas entre una tarjeta de presentación para que no pierda tiempo recogiéndolas en las canastas que salen de los rayos X.

Trate de verificar el estado del tiempo de la ciudad que visitará para preparar el vestuario de manera apropiada, indague sobre estilos de vestir y hasta del temperamento de la persona con la que va a negociar eso le ayudara por un lado a ir presentado de acuerdo a las costumbres de la región y a preparar un dialogo más asertivo con el cliente respectivamente.

Mantenga en su maleta los medicamentos que habitualmente usa para dolores de cabeza, estomago, entre otros, porque el nombre comercial de los medicamentos cambia y así como su presentación. Esto le facilitará calmar patologías momentáneamente. Recuerde que estos síntomas se pueden presentar por motivos como cambio de clima, altura, alimentación y estrés, pero, si los síntomas persisten luego del viaje es necesario hacer una consulta médica.

Si el vuelo se retrasa trate de permanecer de pie el mayor tiempo posible eso le evitará trombosis venosas o embolia pulmonar, que se denomina síndrome de la clase turista que se presenta por los reducidos espacios entre sillas de los aviones y generan la formación de coágulos en extremidades inferiores que podrían pasar posteriormente al pulmón.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenido... Escriba su opinión, inquietud o sugerencia en el siguiente espacio. Haga click en el icono que considere conveniente para autenticar su comentario o si lo desea permanezca anonimo haciendo click en el espacio correspondiente. Gracias.