14 de julio de 2011

Predicción de tendencias

Uno de los temas fundamentales en las actividades de mercadeo de cualquier organización es proponer las metas para que los equipos generen la sinergia necesaria para su cumplimiento, por eso, se deben detectar, seguir, observar y analizar las tendencias que se rodean el mundo de los consumidores porque dependiendo de su entendimiento todos los que venden entenderán los cambios y podrán enfrentar el reto de sobrevivir con información. Esta acción es una de las más complejas porque existen innumerables variables como inflación, clima, política y economía que pueden afectar la determinación de metas 100% ajustadas a la realidad. Mercadeo al día, presenta algunas fórmulas para poder recopilar esa información y hacer predicciones.

En el mercado, todo comienza y termina con los consumidores. Esto quiere decir que saber, comprender y aplicar tendencias y conocimientos sobre los consumidores seguirá siendo por siempre el santo grial para los profesionales en mercadeo. Y como el comportamiento y las preferencias de los consumidores están cambiando a mayor velocidad y a escala global, los conocimientos sobre ellos (y las innovaciones resultantes) se ubican todavía más alto en la agenda. Seguir la pista a las tendencias de consumo, entonces, es una forma fundamental para lograr inspiración relevante e imaginar nuevos productos, servicios y experiencias rentables para los clientes.

Hay, por lo menos, tres niveles de tendencias: macro tendencias, tendencias en consumidores y tendencias en las industrias. En general, los tres niveles convergen constantemente y a veces se superponen. Recuerden que las tendencias en la industria, que las firmas se esfuerzan tanto por comprender, están a merced de las macro y las del consumidor, y no al revés. Observar las tendencias tampoco es hacer futurismo. Se trata de observar y comprender lo que ya está pasando, lo mayor y lo menor, la corriente principal y la secundaria.

Pregúntese siempre si es una tendencia o una moda pasajera. Car´s o Kung fu panda no serán eternos al igual que la Barbie o las chicas superpoderosas estas son manifestaciones de que los consumidores quieren ser únicos o buscan conveniencia o sorpresa. Lo último es la tendencia. Los productos son moda pasajera.

Y por último, sea muy curioso. Los que rastrean tendencias no tienen que tener un raro tipo de intuición. En realidad es bastante fácil de hacer. Observar el mundo a su alrededor con la mente bien abierta es algo que muchos profesionales se han olvidado de hacer, pero es algo con lo que todos nacemos. Básicamente, si usted quiere detectar y entender tendencias, puede hacerlo.

Entonces sea curioso y mantenga su mente abierta mientras: si bien todos tenemos un apego a nuestra manera de pensar y nuestra estrictas creencias sobre lo que está bien y lo que está mal, si uno observa en lugar de juzgar el mundo alrededor lo que logra es el éxito. Cuando advierta algo nuevo pregúntese “por qué” en lugar de criticar. Si desea escribir un comentario por favor escríbalo en la venta correspondiente. Gracias.

6 de julio de 2011

Atento a lo que dices

La realidad del mercadeo es que en muchas de las acciones empresariales terminan siendo visibles a los consumidores con las herramientas que proporciona la publicidad. Pero muchos de los insumos que se requieren para lograr una comunicación efectiva pueden ser deficientes, por ejemplo: un mal brief conlleva a comunicar algo totalmente diferente a lo que se pretendía; un presupuesto escaso genera insuficientes soportes o inadecuada frecuencia para que los mensajes lleguen al mercado objetivo y desconocer los cambios de idioma pueden afectar el significado de los mensajes.

Estos son solo algunos de esos errores que se convierten en grandes oportunidades si son bien aprovechadas para interpretar, analizar y corregir a tiempo. A continuación, Mercadeo al día les presenta algunos de esos costosos errores en la comunicación.

  • American Airlines promocionó el servicio de sillones de cuero de la primera clase en el mercado mexicano y tradujo literalmente el mensaje de la campaña “Fly in leather” por “Vuela en cuero”, que es como decir "vuela desnudo" en ese país.
  • Colgate presentó una pasta de dientes en Francia llamada Cue, sin tener en cuenta que era el nombre de una conocida revista pornográfica de ese país.
  • Una empresa de confecciones de Estados Unidos imprimió camisetas para el mercado hispano de Miami en las que se promocionaba la visita del Papa. En lugar de “Yo vi al Papa”, las camisetas decían “Yo vi la Papa”.
  • Cuando General Motors presentó la campaña “Chevy Nova en América Latina”, aparentemente, nadie en la empresa se percató que si la palabra en español se dividía en sílabas, significaba “no va”. Después de comprobar el motivo por qué no se vendía ese modelo, la compañía le cambió el nombre en los mercados de habla hispana.
  • Clairol presentó el rizador “Mist Stick” en Alemania, y así descubrió que la palabra “mist” en alemán quiere decir estiércol en lunfardo. ¡No fueron muchas las personas que querían usar el rizador de estiércol en el cabello!.
  • Ford tuvo un problema similar en Brasil cuando el Pinto resultó un fracaso. La empresa descubrió que en el portugués informal de Brasil “Pinto” significa “genitales masculinos”. Ford retiró todas las placas con ese nombre y lo cambió por “Corcel”, que significa “caballo”.
Ante estos errores que pueden afectar la imagen de la empresa y que fueron presentados por digital dreams, definitivamente, hay que tener cuidado no solo con lo que se dice sino cómo se dice para lograr que las estrategias de mercadeo cumplan su función de estimular al consumidor.