31 de octubre de 2011

Potencialice su marca

Los estudios de tráfico web reportan que en los últimos 4 años se han logrado 19 millones de usuarios nuevos de internet, y mediciones como las que hace el Estudio General de Medios reportan que es el único medio con crecimiento sostenido de la audiencia en cada una de las muestras que toman tres veces al año. Con este panorama las empresas deben volcar su atención al medio digital teniendo en cuenta que permite garantizar audiencias y el costo es el más bajo de toda la mezcla de comunicaciones. Ha tomado tanto auge que encontramos nuevas formas de vender on-line con una para descubrir una inmensa área de crecimiento. El juego ya no se limita a hacer e-commerce ahora hay F-commerce (Facebook), M-commerce (móvil), S-commerce (social) y V-commerce (video).

Con esta variedad de herramientas se puede lograr una marca fuerte que es el sueño de todo empresario y facilitar el trabajo de la promoción de producto. Es más, a veces la marca es más importante que el producto mismo. Las marcas fuertes afectan la percepción de los consumidores, quienes creen que un producto o servicio es mejor que otros aunque en realidad no necesariamente lo sea. Por tal motivo, en el universo de la web la estrategia de marca exige habilidades que no necesariamente se heredan del mundo físico. Quien desee sobrevivir a los tiempos y mantener competitividad deberá desarrollar una marca fuerte en el nicho elegido. Estos son algunos de los tip´s para potencializar la marca.

1. Concéntrese en la marca: ¿Qué puede hacer usted para dar a los visitantes una experiencia única y hacerlos volver? Una vez que tiene una estrategia de marca, siempre se puede ir atrás para optimizar el sitio para los motores de búsqueda. Las marcas fuertes tienen una gran ventaja en el ranking de búsquedas.

2. Las apariencias importan - dé una buena impresión: Le guste o no, las apariencias cuentan en el mundo de Internet. Quien no tenga un sitio web con un diseño atractivo no será tomado en serio aunque tenga contenido revolucionario o exista hace años. Haga todo lo posible por tener un sitio único que se vea profesional. Eso quiere decir buenas imágenes, buena navegación, imágenes de productos detalladas, tipografía atractiva y buenos encabezamientos. Use colores y logotipos que definan su marca. Ponga mucha atención con su logo: representa toda la marca y debe hacerlo con elegancia.

3. Demuestre que lo suyo vale usando pruebas sociales: Una marca fuerte es confiable y creíble porque otras fuentes autorizadas así lo dicen. Es obvio que las recomendaciones y referencias de fuentes autorizadas cuentan mucho en el proceso de crear una marca. De manera que enfatice y destaque en su sitio todas las asociaciones y logros que le enorgullecen. Por ejemplo, clientes de alto perfil, testimonios positivos de clientes, conquistas en los rankings de marcas o premios obtenidos.

Por último, vuelva viral su mensaje y cree una comunidad de evangelistas. Las recomendaciones de clientes, amigos, familiares y compañeros de trabajo son todavía mejores. La web se está haciendo cada vez más social. Aprovéchela para lanzar campañas virales. Si desea hacer un comentario por favor hágalo al correo mercadeoaldia@gmail.com o visite www.mercadeoaldia.blogspot.com y consulte sobre otros temas de interés.

24 de octubre de 2011

Cambiando el ADN

En un país con personas pujantes, creativas y apasionadas por lo que hacen y que, según investigaciones, son las más felices del planeta a pesar de la adversidad, da tristeza reconocer que existan otros colombianos que parecen ir en contra de la supervivencia de las especies, como lo formulaba Darwin. Lo triste es que esas personas trabajan a su lado, o en la empresa o van en la buseta y hasta les duele la boca para contestar el saludo o pasar lo del pasaje. Ante ese panorama, con seguridad, en más de una ocasión ha querido tener una varita mágica para cambiarles el ADN, las neuronas o hasta de género, para tener una posibilidad de progreso colectivo.

Pero ¿cómo lograrlo? Podríamos pensar en Julio Verne y crear una máquina que pudiera ser la salvación y trasformar el ADN de los trabajadores para que con naturalidad pudieran sonreír al cliente, saludarlo amablemente cuando entra al local, esperar a que cuelgue primero el teléfono despidiéndose con amabilidad y dar por terminada la llamada, devolver con certeza la llamada a quien dejó un mensaje, no hacer esperar al cliente mientras usted se actualiza del último chisme, tratar con respecto a los clientes molestos y los escucha buscando una solución y no formando una batalla en la que la única que pierde es la empresa. ¿Para qué enumerar más faltas en el servicio, si la gente está cansada de que se lo repitan todos los días y a pesar de eso nunca cambian?. Un factor que puede ser el generador de esa situación se puede explicar con la siguiente historia.

Unos científicos en busca de la explicación del por qué la gente se deja absorber por las costumbres de un lugar decidieron preparar un laboratorio, y pusieron una manguera y una escalera en la que en el último peldaño había un racimo de bananos. Cuando tenían todo listo metieron a cinco monos, cuando un mono intentaba subirse a bajar los bananos la manguera les arrojaba agua a presión y el mono desistía en el intento, cuando el agua dejaba de salir, de nuevo otro mono lo intentaba y la manguera hacía de nuevo su trabajo. Al poco tiempo, y agotados de intentar subir, los monos no lo volvieron a intentar. Los científicos decidieron ir semanalmente remplazando un mono por otro que no había hecho parte del experimento. Cuando el mono nuevo llegaba e intentaba subir por la escalera los antiguos se abalanzaban sobre él para impedir que subiera y les cayera agua, al poco tiempo el mono nuevo dejaba de intentarlo. A las cinco semanas de trascurrido el ejercicio y de haber cambiado todos los monos, ninguno intentaba subirse a bajar los bananos. Ahora, la conclusión de este ejercicio en una empresa puede resumirse en la siguiente frase: “es que aquí siempre hemos hecho las cosas de la misma manera, para que cambiarlas”.

La otra explicación es que hay gente que trabaja en lo que no le gusta. Y según un estudio de la universidad de Massachussets que investigaba las causas de las enfermedades cardiacas decidió reunir a un grupo de personas y preguntarles: ¿es feliz? ¿ama su trabajo?. Los resultados indicaron que aquellos que respondieron afirmativamente tenían menos posibilidades de enfermar del corazón. Por eso, si usted hace lo que le gusta y lo hace con gusto, no solo a la gente le gustará sino que vivirá más tiempo. Entonces, el problema de la actitud en el trabajo, con los clientes y hasta personal o con la familia no es el ADN, es la capacidad de querer lo que hacemos. Solamente, de esa manera el progreso acompañará a los trabajadores, los directivos, las empresas y el país.

17 de octubre de 2011

Endomarketing

El enfoque de mercadeo habitualmente sobrepasa las barreras de la empresa llegando a los grupos de interés con los productos o servicios que la empresa ofrece al mercado, pero, recientemente ha volcado su atención al interior de la organización buscando que las personas conozcan los productos y los servicios con el propósito de garantizar el crecimiento sostenido de las organizaciones.

Recientemente se publicó el índice de bienestar social de Gallup- Healthways en el que se encontró que hay más de 50% de personas insatisfechas con su trabajo en Estados Unidos, curiosamente, se está posteando en internet una nota publicada en el New York Times en la que los directivos de una empresa de publicidad intentan averiguar por qué nadie se percató de que uno de sus empleados estuvo muerto sentado en su mesa, durante 5 días sin que nadie se interesara por él ni le preguntara qué le ocurría. El jefe, Elliot Wachiaski, declaró: George siempre era el primero en llegar por la mañana y el último en marcharse por la noche, por lo que a nadie le pareció extraño que estuviera continuamente en su sitio sin moverse y sin decir nada. Era bastante reservado y su trabajo le absorbía. Un examen post mortem reveló que llevaba muerto 5 días tras sufrir un infarto.

Así que la insatisfacción provoca estrés y el estrés enfermedades de diversos tipos. Los estudios que analizan la salud de los trabajadores en el terreno laboral muestran que los empleados padecen mayores riesgos de enfermedades por estrés que los jefes. Los investigadores encontraron que entre los hombres del nivel de empleo más bajo: mensajeros, porteros, etc. Existía una tasa de mortalidad tres veces mayor que la de los hombres en el más alto nivel de jerarquía (los administradores y gerentes). En definitiva, "son más susceptibles a enfermarse aquellas personas que ocupan una jerarquía más baja dentro de cualquier empresa", dice Peter Cappelli director del Wharton Center for Human Resources.

Nancy Hanrahan, profesora de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Pensilvania y especialista en ambientes de trabajo saludables, asegura que "actualmente la magnitud de los problemas por estrés laboral es mucho peor que antes." Según su teoría, las empresas deben garantizar que los gerentes "estén entrenados y sean educados con el personal". Si no están calificados y el trato con sus subalternos es áspero pueden generar mayor estrés del acostumbrado en el entorno.

La gente a nuestro alrededor está siendo despedida. Debemos encontrar una manera de plantear nuestro ‘descontento’ de una forma menos negativa. Una mala situación económica hace que todo sea más difícil. Vivimos con menos abundancia y es difícil conseguir empleo. Los expertos apuntan a que la clave está en cumplir con las obligaciones delegadas en su trabajo actual y aprovechar al máximo las herramientas que se tienen, sentirse afortunado de tener medios para sobrellevar la crisis, y sería fundamental desconectar del ámbito laboral una vez fuera del horario de trabajo.

10 de octubre de 2011

Aprovechar las oportunidades

Cuántas veces invertimos millones de pesos y tiempo en investigación para preguntarle al cliente qué quiere y logramos respuestas sorprendentes que en principio son descabelladas, y por ese motivo pierden su viabilidad, pero curiosamente, con el paso de los días empiezan a aparecer los competidores con el producto o servicio que se había descartado perdiendo millones de oportunidades de negocios lucrativos siendo la causa la resistencia innata a ver lo que se sale de la normalidad.

Me imagino a Steve Jobs haciendo en el garaje de la casa familiar un focus group para preguntarle a la gente cómo quisiera que fuera el dispositivo electrónico que revolucionara el mercado o diseñando un instrumento para definir la tipografía y el icono que darían la personalidad a la marca de la manzana. (marca que fue puesta por Jobs, porque le recordaba los tiempos en los que trabajaba en la recolección de su fruta favorita) Lo único que hizo Jobs fue tomar la decisión de enfrentar el futuro proponiéndole a la gente nuevas formas de comunicarse, divertirse y trabaja siguiendo su instinto y atreviéndose a ver las cosas de otra manera.

La cuestión es que muchos ejecutivos se resisten a desafiar lo tradicional y cuando ven que el competidor saca ventaja se preguntan: “¿Y por qué yo no lo quise ver?” esto ocurre por un fenómeno que los psicólogos llaman “tendencia a la confirmación”. La gente tiende a advertir la información que confirma lo que ya piensa o cree, pero, ignora o desacredita la información que desmiente sus convicciones. Hay diez situaciones que deberían servir para alertar a los líderes de cualquier negocio sobre posibles emprendimientos exitosos. Son claves para no perder oportunidades de crecimiento, en cualquier lugar y en cualquier negocio.

1. Este producto ya debería existir (pero no existe).
2. Esta experiencia de consumo no debería ser ni tan difícil ni tan costosa ni tan molesta (pero es todo eso).
3. Este recurso debería tener algún valor (pero tiene un precio muy bajo).
4. Este descubrimiento debe ser bueno para algo (pero no está claro qué es).
5. Este producto o servicio debería estar en todas partes (pero no está).
6. Los clientes han adaptado nuestro producto o servicio a nuevos usos (pero sin nuestra ayuda).
7. Los clientes no deberían querer este producto (pero lo quieren).
8. Los clientes han descubierto un producto (pero no el que nosotros ofrecemos).
9. Este producto o servicio tiene éxito en otra parte (pero nadie lo ofrece aquí).
10. Ese nuevo producto o servicio no debería generar tanto dinero (pero lo genera).

Ahora, tómese la tarea de revisar con sus ejecutivos cada semana una de estas preguntas para revaluar muchas de las cosas que se hacen en la empresa por simple inercia como si pudiéramos darnos el luego de permanecer estáticos en un mercado cada vez más dinámico. Si desea hacer un comentario pique en el icono: Comentarios y hágalo de manera anonima.

Homenaje a Steve Jobs

Esto dijo el genio de Apple a los estudiantes de la Universidad de Stanford.


Ocurrió en 2005, cuando Jobs fue invitado a hablarles a los estudiantes que se graduaban en la universidad con sede en California. El discurso tuvo tres puntos, el último de ellos sobre la muerte. Estas fueron sus palabras. "Tengo el honor de estar hoy aquí presente en la ceremonia de graduación de una de las más prestigiosas universidades en el mundo. A decir verdad, esto es lo más cerca que estuve jamás de una graduación universitaria. Hoy deseo contarles tres relatos acerca de mi vida. Eso es todo. Nada del otro mundo. Simplemente tres relatos.


El primer relato es acerca de unir los distintos puntos.
Abandoné los estudios en Reed College después de los primeros 6 meses, pero luego permanecí como oyente por otros 18 meses aproximadamente antes de dejarlos completamente. Así que, ¿por qué abandoné? Todo comenzó antes de que yo naciera. Mi madre biológica era una joven soltera, graduada universitaria, que decidió colocarme en adopción. Creía enérgicamente que debía ser adoptado por universitarios graduados, de modo tal que todo se organizó para que fuese adoptado al nacer por un abogado y su esposa.


Excepto que cuando emergí ellos decidieron a último momento que deseaban una niña. Así que mis padres, que estaban en una lista de espera, recibieron una llamada en el medio de la noche que decía: "Tenemos un varoncito inesperado, ¿lo quieren?" Dijeron: "Por supuesto." Mi madre biológica averiguó más tarde que mi madre adoptiva nunca se había graduado de la universidad y que mi padre nunca había terminado el colegio secundario. Se rehusó a firmar los papeles definitivos de adopción. Solo se avino a hacerlo unos meses después, cuando mis padres le prometieron que algún día yo iría a la universidad. Y 17 años más tarde fui a la universidad. Pero ingenuamente elegí una universidad que era casi tan cara como Stanford, y todos los ahorros de mis padres de clase trabajadora se estaban destinando a mis aranceles universitarios. Luego de seis meses, no le encontraba sentido a esto. No tenía idea de lo que quería hacer con mi vida y tampoco de qué manera la universidad me ayudaría a resolverlo. Y aquí me encontraba desperdiciando todo el dinero que mis padres habían ahorrado durante toda su vida. Así que decidí abandonar los estudios y confiar que todo se arreglaría eventualmente. Era una decisión bastante temerosa en ese momento, pero a la distancia fue una de las mejores decisiones que pude haber tomado. En el momento en que abandonara la universidad podía dejar de asistir a las clases que no me interesaban, y sí participar como oyente de aquellas que parecían interesantes.

No todo fue romántico. No tenía un dormitorio, así que dormía en el piso en las habitaciones de amigos, devolvía las botellas de gaseosa para obtener los 5 centavos de depósito para comprar comida, y caminaba las 7 millas a través de la ciudad cada domingo por la noche para recibir una buena comida una vez por semana en el templo Hare Krishna. Me encantaba. Y mucho con lo que tropecé más adelante como consecuencia de hacerle caso a mi curiosidad e intuición resultó no tener precio después. Déjenme darles un ejemplo: Reed College en ese momento ofrecía quizás el mejor aprendizaje de caligrafía del país. En toda la ciudad universitaria cada cartel, cada etiqueta en cada cajón, era caligrafiado a mano de una manera bellísima. Dado que había abandonado los estudios y no tenía que asistir a las clases normales, decidí tomar un curso de caligrafía para aprender cómo se hace eso. Aprendí acerca de los tipos de letra con trazos de pie, cómo variar la
cantidad de espacio entre diferentes combinaciones de letras, todo aquello que hace que la admirable tipografía sea grandiosa. Era hermoso, histórico, artísticamente sutil de un modo que la ciencia no puede captar, y yo lo consideraba fascinante.

Nada de esto albergaba siquiera la mínima esperanza de alguna aplicación práctica en mi vida. Pero diez años más tarde, cuando estábamos diseñando la primera computadora Macintosh, todo volvió a mi mente. Y lo volcamos todo en la Mac. Era la primera computadora con bellísima tipografía. De no haber asistido a ese único curso universitario, la Mac no hubiera tenido nunca tipos de letras múltiples o fuentes espaciadas proporcionalmente. Y dado que Windows simplemente copió a Mac, es posible que ninguna computadora personal las hubiera tenido. De haber proseguido mis estudios universitarios, no hubiera asistido a ese curso de caligrafía, y las computadoras personales no tendrían la maravillosa tipografía que tienen. Por supuesto que era imposible haber unido los diferentes puntos mirando hacia el futuro cuando estaba en la universidad. Pero fue muy, muy claro al mirar para atrás diez años más tarde. Nuevamente, no se pueden unir los distintos puntos mirando para adelante; se pueden unir únicamente mirando hacia atrás. Así que deben confiar que de alguna manera los puntos se unirán en el futuro. Deben confiar en algo sus agallas, el destino, la vida, el karma, lo que sea. Este enfoque no me ha traicionado nunca, e hizo toda la diferencia en mi vida.

Mi segundo relato es acerca del amor y la pérdida.
Yo tuve suerte - descubrí lo que realmente quería hacer temprano en mi vida. Woz y yo comenzamos con Apple en el garaje de mis padres cuando tenía 20 años. Trabajamos duro, y en 10 años Apple creció de ser una empresa compuesta por nosotros dos en un garaje a una empresa de $2 mil millones con más de 4000 empleados. Habíamos lanzado nuestra creación más refinada - Macintosh - un año antes, y yo acababa de cumplir 30. Y después me despidieron. ¿Cómo se puede ser despedido de la empresa que uno inició? Pues, a medida que Apple crecía contratamos a alguien que yo pensaba que era sumamente talentoso para dirigir la empresa conmigo, y durante el primer año o más las cosas anduvieron bien. Pero luego nuestras visiones cerca del futuro comenzaron a diferir y eventualmente tuvimos una disputa. Al tenerla, nuestro Directorio lo apoyó a él. Así que a los 30 estuve afuera. Y bien afuera.


Aquello en lo que me había concentrado durante toda mi vida adulta había desaparecido, y fue devastador. Realmente no supe qué hacer durante unos pocos meses. Sentía que había decepcionado a la anterior generación de emprendedores - que había soltado la batuta mientras que me la estaban pasando. Me reuní con David Packard y Bob Noyce y traté de disculparme por haber echado a perder las cosas de tal manera. Yo representaba un fracaso público muy importante, y hasta pensé en retirarme del valle. Pero poco a poco empecé a darme cuenta que todavía amaba lo que estaba haciendo. El curso de los acontecimientos en Apple no había cambiado eso para nada. Había sido rechazado, pero aún amaba lo mío. Así que decidí empezar de nuevo. No me dí cuenta entonces, pero resultó que el hecho de haber sido despedido de Apple fue lo mejor que me pudo haber pasado. El peso del éxito fue reemplazado por la facilidad de convertirme en un principiante una vez más, con menor certidumbre acerca de todo. Me dio rienda suelta para ingresar en uno de los períodos más creativos de mi vida.


Durante los próximos cinco años, inicié una empresa llamada NeXT, otra empresa llamada Pixar y, me enamoré de una maravillosa mujer que se convertiría en mi esposa. Pixar llegó a crear el primer largometraje animado por computadora en el mundo, Toy Story, y en la actualidad es el estudio de animación más exitoso a nivel mundial. En un giro destacado de acontecimientos, Apple adquirió NeXT, volví a Apple, y la tecnología que desarrollamos en NeXT está en lo más recóndito del renacimiento actual de Apple. Y tenemos, Laurene y yo, una maravillosa familia juntos. Estoy seguro de que nada de esto hubiera pasado de no haber sido despedido de Apple. Fue un trago amargo, pero creo que el paciente lo necesitaba.

A veces la vida golpea en la cabeza con un ladrillo. No pierdan la fe. Estoy convencido de que lo único que me mantenía en curso era que amaba lo que hacía. Deben encontrar lo que realmente les apasiona. Y esto es tan cierto respecto del trabajo como lo es respecto del amor. El trabajo les llenará una parte importante de sus vidas, y la única manera de sentirse realmente satisfecho es realizar lo que consideran un gran trabajo. Y el único modo de realizar un gran trabajo es amar lo que uno hace. Si no lo han encontrado aún, sigan buscando. No se conformen. Así como sucede con todos los asuntos del corazón, sabrán cuando lo hayan encontrado. Y, así como sucede en cualquier gran relación, mejora más y más a medida que transcurren los años. Así que sigan buscando hasta que lo encuentren. No se conformen.


Mi tercer relato es acerca de la muerte.
Cuando tenía 17, leí una cita que decía más o menos lo siguiente: "Si vives cada día como si fuera el último, algún día seguramente tendrás razón." Me impresionó, y desde entonces, por los últimos 33 años, he mirado en el espejo cada mañana y me he preguntado: "¿Si hoy fuese el último día de mi vida, querría hacer lo que estoy por hacer hoy?" Y cada vez que la respuesta ha sido "No" durante demasiados días seguidos, sé que debo cambiar algo. El recordar que estaré muerto pronto es la herramienta más importante que he encontrado para ayudarme a tomar las grandes decisiones en la vida. Porque casi todo - todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo temor a la vergüenza o al fracaso - todas estas cosas simplemente desaparecen al enfrentar la muerte, dejando sólo lo que es verdaderamente importante. Recordar que uno va a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que hay algo por perder. Ya se está indefenso. No hay razón alguna para no seguir los consejos del corazón.


Me diagnosticaron un cáncer hace un año aproximadamente. Me practicaron una tomografía computada a las 7:30 de la mañana, y claramente mostraba un tumor en mi páncreas. Yo ni sabía lo que era el páncreas. Los médicos me dijeron que éste era seguramente un tipo de cáncer incurable, y que no llegaría a vivir más de tres a seis meses. Mi médico me aconsejó ir a casa y arreglar mis asuntos, que es el código médico para prepararse para morir. Quiere decir que hay que tratar de explicarles a los hijos todo aquello que pensaba que iba a tener diez años para contarles, en pocos meses. Significa asegurarse de tener todo puntualmente arreglado de modo que sea lo más fácil posible para la familia. Significa empezar a decir adiós.

Pasé el día entero con ese diagnóstico. Luego por la tarde me realizaron una biopsia, en la que introdujeron un endoscopio por la garganta, a través del estómago y hasta los intestinos, pusieron una aguja en mi páncreas y retiraron algunas pocas células del tumor. Estaba sedado, pero mi esposa, que estaba allí, me dijo que cuando vieron las células bajo el microscopio los médicos comenzaron a gritar porque resultó que era una forma muy rara de cáncer pancréatico que se cura mediante cirugía. Me realizaron la cirugía y estoy bien ahora. Fue lo más cerca que me encontré de la muerte, y espero que sea lo más cerca que me encuentre por varias décadas. Habiendo pasado esto, les puedo decir lo siguiente con un poco más de seguridad que cuando la muerte era un concepto útil pero puramente intelectual: Nadie quiere morir. Aún la gente que quiere ir al cielo no quiere morir para llegar allí. Y sin embargo la muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha logrado escapar. Y así es como debiera ser, porque la muerte es muy probablemente la única mejor invención de la vida.

Es el agente de cambio de la Vida. Retira del camino lo viejo para dar paso a lo nuevo. En este momento lo nuevo son ustedes, pero algún día no demasiado lejano, gradualmente se convertirán en lo viejo y se los sacará del camino. Lamento ser tan dramático, pero es realmente cierto. Su tiempo es limitado, así que no lo malgasten viviendo la vida de otro. No se dejen atrapar por el dogma - que implica vivir con los resultados de las creencias de otros. No permitan que el ruido de otras opiniones ahogue vuestra voz interior. Y lo que es más importante, tengan el coraje de seguir a sus corazones e intuición. De algún modo ellos ya saben lo que ustedes realmente quieren llegar a ser. Todo lo demás es secundario. Cuando era joven, existía una publicación maravillosa llamada The Whole Earth Catalog, que era una de las biblias de mi generación. La había creado un sujeto llamado Steward Brand no demasiado lejos de aquí en Menlo Park, y le transmitió su toque poético. Esto sucedía en los últimos años de la década de 1960, con anterioridad a la publicación mediante computadoras personales y de escritorio, así que todo se llevaba a cabo con máquinas de escribir, tijeras, y cámaras polaroid. Era una clase de Google en edición rústica, 35 años antes de la aparición de Google: era idealista, y desbordante de herramientas prolijas e ideas importantes. Stewart y su equipo publicaron varias ediciones de The Whole Earth Catalog, y luego cuando había cumplido su ciclo, publicaron una edición final. Esto sucedía a mediados de la década de 1970, y yo tenía la edad de ustedes. En la tapa de la edición final había una fotografía de un camino rural a primeras horas de la mañana, del tipo de ruta que ustedes caminarían si fueran tan aventureros. Debajo de la foto aparecían las siguientes palabras: "Si no se tiene avidez por el conocimiento, no se conocerá el éxito".

2 de octubre de 2011

Un nuevo modelo

Hace poco encontré un comentario que me animo a presentarles un planteamiento que revalúe la forma en que se sigue enseñando en las escuelas de negocios del mundo. Son las palabras de Sir Ken Robinson experto internacional en el desarrollo de la creatividad, innovación y recursos humanos: “La estructura de la educación está cambiando bajo nuestros pies, estamos en un proceso de inflación académica. De repente, los títulos no valen nada” y continua: "Necesitamos profesores que no sólo sean capaces de enseñar cosas, sino que dejen a los niños espacios para cultivar su talento. Cada persona aprende de forma diferente, por eso es importante la forma de enseñar", "ha llegado el momento de financiar el talento".

Y la verdad, vivimos en un mundo en el que seguimos enseñando los mismos temas para unos jóvenes que ven a los profesores como seres que se quedaron en el pasado utilizando las mismas metodologías y rigiendo sus cátedras por teorías filosóficas formuladas muchos años atrás, en los que las condiciones del mercado eran totalmente diferentes. La situación es que en esa época no había la competencia que hoy existe. Hay que preparar gerentes para un mundo donde la competencia no es solamente la que hace lo mismo que usted sino cualquiera que pueda quitarle al comprador el dinero que era para usted. Entonces, hay que modificar los programas de formación y adicionarle al pensum nuevas asignaturas. Por ejemplo: Una cátedra de gestión del cambio. Sin pretender ser teórico, ni escribir frases de cajón “lo único constante es el cambio”. Así que es importante preparar a la gente para entender y afrontar las condiciones cambiantes del mercado, prepararlos para que cuando lleguen a un momento de sus vidas puedan cambiar de trabajo sin mayores traumatismos y que puedan enfrentar el cambio de vivir en otro país, casarse, separarse, y hasta volverse a casar y hasta poder vivir con hijos que nos son propios.

¿Será importante, entonces, ese conocimiento del cambio?. Otra asignatura, independientemente de cómo se llame, la podría dictar el dueño de una pirámide. Pues, muchos de los jóvenes que están en un aula carecen de la sagacidad, la actitud y las habilidades de negociación que pudiera tener uno de estos personajes. Podríamos lograr gerentes pilos, hábiles para hacer negocios y vacunados para no caer en inversiones de dudoso recaudo. Serían unos estrategas que analizarían muy bien a la gente y lograrían ganancias exponenciales.

Y la última cátedra del nuevo pensum sería “Resistiéndose a la madurez”. Esta asignatura buscaría formar gerentes que no pierdan las cualidades de los niños, porque cuando la gente madura cree que todo lo sabe, ya ni sonríe y su creatividad se ve limitada, es más hasta pierde la curiosidad y la capacidad de sorprenderse. Así que le principal problema que tiene un niño es que lleva un adulto dentro.