8 de noviembre de 2011

La realidad empresarial

Todos los días, muy temprano llegaba a su empresa la Hormiga productiva y feliz. Allí pasaba sus días, trabajando y tarareando una antigua canción de amor. Era productiva y feliz, pero no era supervisada. El Abejorro gerente general consideró que eso no era posible, así que se creó el puesto de supervisor y contrataron a un Escarabajo con mucha experiencia en JIT, Poka Yoke & Kan Ban. La primera preocupación del Escarabajo supervisor fue organizar la hora de llegada y de salida, y también, preparó hermosos informes. Pronto fue necesario contar con una secretaria para que ayudara a preparar los informes. Así que contrataron una Arañita muy picuda que organizó los archivos y se encargó del teléfono.

Mientras tanto la Hormiga productiva y feliz trabajaba y trabajaba. El Abejorro gerente estaba encantado con los informes del Escarabajo supervisor, Así que pidió cuadros comparativos y gráficos, indicadores de gestión y análisis de tendencias. Entonces fue necesario contratar un Gorgojo especialista en ISO para el supervisor, y fue indispensable un nuevo computador con impresora a color. Pronto la hormiga productiva y feliz dejó de tararear sus melodías y comenzó a quejarse de todo el papeleo que había que hacer ahora. El abejorro gerente, entonces, consideró que era momento de adoptar medidas. Así crearon el cargo de Gerente del Área donde trabajaba la Hormiga productiva y feliz.

El cargo fue para una cigarra "Black Belt" que adecuo su oficina con un sillón especial. El nuevo gerente necesitó un nuevo computador y cuando se tiene más de un computador hay que tener una red local, y por supuesto, un ingeniero de sistemas, cargo que fue ocupado por un aguerrido Piojo que venía de Sillicon Valley, muy ducho en Windows 7, Linux, Oracle, Debian y MySQL. Con tanta información, el nuevo Gerente de Área, donde trabajaba la Hormiga productiva y feliz, pronto necesitó un asistente, un Grillo trilingüe con 5 años de experiencia en Planeación estratégica para que le ayudara a preparar el plan estratégico y el presupuesto para el área donde trabajaba la Hormiga productiva y feliz.

La hormiga ya no tarareaba sus viejas melodías y cada vez se le notaba más irascible. "Vamos a tener que contratar un estudio de clima laboral un día de estos" dijo la Cigarra. Así que se contrató a una Luciérnaga especialista en: Neurolingüística gerencial y el proceso de la comunicación eficaz. Pero un día el gerente general, al revisar las cifras, se dio cuenta que la unidad de negocios (donde trabajaba la Hormiga productiva y feliz), ya no era tan rentable como antes. Así que contrató al Búho, prestigioso consultor de World Class Consulting Group, para que hiciera un diagnóstico. El búho estuvo tres meses en la empresa y pronto emitió un sesudo informe: "Hay demasiada gente en este departamento." Así el gerente general siguió el consejo del consultor y despidió a la hormiga productiva y feliz!

Moraleja 1: Si eres una hormiga productiva y feliz, no pierdas el tiempo en una organización donde no valoran tu potencial; mejor inicia tu propia empresa. Moraleja 2: Si eres el Abejorro gerente general identifica a las hormigas productivas y felices de tu empresa para ascenderlas y darles más oportunidades. Si desea hacer un comentario sobre este artículo visite: www.mercadeoaldia.blogspot.com o envíeme un correo a: mercadeoaldia@gmail.com. Gracias.

2 comentarios:

  1. jajajjajaa, siempre me ha gustado esta fabula, porque de una manera muy particular, explica lo que a diario podemos encontrar en muchas empresas....

    ResponderEliminar
  2. siempre encontraremos situaciones complicadas en nuestras vidas, pero ninguna que no se pueda superar. cristian 1260335

    ResponderEliminar

Bienvenido... Escriba su opinión, inquietud o sugerencia en el siguiente espacio. Haga click en el icono que considere conveniente para autenticar su comentario o si lo desea permanezca anonimo haciendo click en el espacio correspondiente. Gracias.