7 de septiembre de 2014

Curiosos calificativos


Preparando una presentación de servicio para uno de mis clientes decidí empezar con esas “Colombianadas” que tanta gracia nos causan y que en cierta medida representan parte de la idiosincrasia de nuestro país. Sin embargo, esas curiosidades que se producen las más sonoras carcajadas, al ser analizadas objetivamente, muestran la falta de organización en muchos aspectos y la habilidad para incumplir las normas sociales.

Estos irreverentes casos de la cultura colombiana son el fruto de hábitos que con el paso de los años empezaron a tomar un lugar especial en el léxico de las personas que están sirviendo al comprador. Este vocabulario se ha convertido en el sello personal de muchas personas y negocios que consideran que utilizarlo representa “calidez” y “cercanía” con el visitante. A continuación, prepárese para recorrer una retahíla de palabras que con seguridad habrá escuchado y quizás por familiaridad hasta pronunciado.

Están aquellas que llevan un fino toque de coquetería como: amor, bebe, bizcocho, cariño, chiquita, cielo, corazón, hermosa, linda, mami, mi cielo, muñeca, nena, princesa, querida, reina, tesoro y lógicamente, pueden tener su respectivo diminutivo haciéndolas más amorosas: amorcito, bizcochito, cariñito, churrito, corazoncito, hermosita, mamita, muñequita, nenita, reinita y mi rey.

Las que se limitan a la relación comercial: Amigo, compañero, doctor, doña, éste, jefe, llave, maestro, niña, seño, socio, sumercé, y la de los empresarios de alto riesgo: Patrón.

Otras son sinónimo de cercanía familiar: Compadre, hermano, mijo, nonito, papá, papi, primo, tío, tocayo, viejo, y están las que resaltan las características físicas del visitante: Flaco, gordo y hasta loquito.

No faltan las que muestran el manejo de un segundo idioma: Boys, brother, men, mis, mister. Las que muestran la cercanía con los hermanos venezolanos: Carajito, catire, chamo chico y vale, y las propias de las regiones de Colombia como: Bacán, pana, parce, peláo, pingo, pisco, toche y las de toque animal: Gatita, mono, osito, pollo, sardina y tigre.

Y para terminar, las de moda “Pito” y “mita” que son inolvidables. Todas las anteriores palabras se convirtieron en el reemplazo de: Beneficiario, consumidor, comprador, interesado, parroquiano, público, usuario, y de la única e irremplazable, “Cliente”.

A la fecha no he encontrado un libro, conferencista o formación académica que recomiende faltarle el respeto a las personas de esa manera. Al cliente interno y al visitante, se le debe llamar “señor o señora” hasta conocer su nombre y especialidad, no para decirle: Jorge o Gloria sino para decirle: Señor jorge o Doctora Gloria, recuerde que con esta acción genera una recompensa psicológica. Parece que algunas empresas y personas consideran que la urbanidad hace parte de la época prehistórica y nadie se preocupara porque el personal trate con respecto y educación al cliente. Deje esas malas costumbres y trate con respeto al que le paga la quincena.

16 comentarios:

  1. EN REALIDAD MUCHAS DE LAS PALABRAS PROPUESTAS ANTERIORMENTE ME DOY CUENTA DE QUE LA FORMA DE HABLAR MÍA COMO VENDEDORA NO ES MUY CORRECTA Y LLEGO A LA CONCLUSIÓN DE MEJORARLO Y PONERLO EN PRACTICA YA QUE ES ALGO DE VALIOSO INTERÉS PARA MI VIDA PROFESIONAL.
    COD: 1260885

    ResponderEliminar
  2. Es como la nueva moda que ya tomo fuerza e igualmente los propietarios de dichas empresas o locales comerciales pues no se ven como muy interesados en que sus empleados manejen un vocabulario mas llamativo para el cliente, desconociendo que esto puede ser una estrategia para mejorar sus ingresos.1250998

    ResponderEliminar
  3. la verdad es que estas palabras aunque pasen años y años seguirán existiendo ya que son de nuestra cultura, pero la realidad de las cosas es que estas palabras no quedarían bien dentro de una empresa o organización ya que esto lo que daría es vergüenza,y estoy de acuerdo con el test que solo es una falta de respeto hacia el cliente y la verdad esto debemos ponerlo en practica y me incluyo porque aun nos falta mucho mas para aprender sobre como tratar bien a un cliente o consumidor,etc.

    1260810

    ResponderEliminar
  4. la verdad hay razón todos esos términos se escuchan muy feos frente al cliente y al llamarlo por su nombre se va a sentir mejor a tendido y mas agradable ya que cuando a alguien se llama por el nombre uno dice que bien ya se aprendió mi nombre y es de muy bueno.

    lo malo es que aveces escuchando a los demás compañeros se nos va pegando ese hablado y no nos damos cuenta de lo mal que se escucha.

    ResponderEliminar
  5. Personalmente siendo cliente es la forma es en la que diferencio las empresas, ya que es como un espejo de la organización de la empresa, el vendedor trata al cliente con las palabras anteriormente nombradas denota posiblemente un mal reclutamiento de personal, o falta de capacitaciones o como mínimo políticas de servicio al cliente. 1212362

    ResponderEliminar
  6. si, son costumbres que muchas veces se nos pegan y tratamos al cliente con ese vocabulario, olvidándonos de esas normas de comportamiento que nos han inculcado nuestros padres y profesores a lo largo de nuestra educación, se nos olvida que las cosas se piden por favor...que se debe dar las gracias por casi todo y otras muchas pequeñas cosas que hacen que nuestra vida sea mucho mas agradable. y a su vez es un estupendo ejemplo hasta para el mismo cliente creándose una empatía individualizada de la empresa a sus clientes mostrando empleados con habilidades para inspirar credibilidad y confianza. 1251005

    ResponderEliminar
  7. Existen reglas de servicio al cliente que marcan la calidad y el nombre de la empresa. Pienso yo frente a la tematica propuesta que se deben implementar mas en las empresas, pero en especial las que abarcan las areas comerciales; la seleccion y la preparacion de cada uno de sus empleados y tengan la forma mas correcta a la hora de vender sus pdtos. O servicios.

    Cod. 1260891

    ResponderEliminar
  8. considero que aquellas persona que tratan así a sus clientes, es porque no han recibido por lo mínimo una capacitación de atención al cliente es decir que los empresarios para quienes trabajan no se han preocupado por esto, para mi pensar el respeto es algo primordial y de gran importancia ya valores corporativos representan la imagen de la empresa.
    1251021

    ResponderEliminar
  9. siempre he pensado que es una falta de respeto dirigirse a nuestros clientes con esos términos, comenzando por que a muchas personas no les agrada y se van a incomodar por no revisar realmente el trato adecuado. Creo que es esencial en una empresa la capacitación para dirigirse debidamente a las personas. 1260870

    ResponderEliminar
  10. Cuando se aprende a mejorar el vocabulario o Léxico y se tiene un poco más de educación habrá coherencia en el trato con las demás personas y respeto entre semejantes, Sin Embargo, estos términos se utilizan más en la vida cotidiana mas no en la vida laboral o profesional, la cual requiere más formalismo y menos familiaridad.

    ResponderEliminar
  11. Leyendo el post me doi cuenta de la falta de cultura que tenemos muchos; ya que suponemos que esas palabras nos "culturizan" (algunas).
    1260814

    ResponderEliminar
  12. Bueno... yo pienso que depende a la persona a la que uno se esté dirigiendo, si el cliente es un familiar o hasta la pareja sentimental no es muy grave el asunto de tratarlo con palabras "irrespetuosas" por decirlo así, ya es muy distinto una persona fuera de ese vínculo, hay que saber manejar el trato al cliente, considerando que hay personas a las que les gusta mas que se les hable con confianza porque se sienten mas comodos y seguros.

    ResponderEliminar
  13. SI. ES CIERTO EXISTEN PERSONAS QUE SE FAMILIARIZAN CON LOS CLIENTES Y UTILIZAN ESE VOCABULARIO AUNQUE SEA LA PALABRA MAS AMOROSA O COMO SE ESTE UTILIZANDO LAS PALABRAS,ESTAS SON IRRESPETUOSAS PARA NUESTROS CLIENTES AL MOMENTO DE GENERAR UN BIEN O UN SERVICIO
    1212969

    ResponderEliminar
  14. realmente muchos hemos caido en ese vocabulario no adecuado, pero considero que ha sido por la falta de cultura o guiza por el desinteres de una formacion optima en el cual cada persona se limita a repetir lo que escucha sin buscar un concepto mas alla de lo que aparentemente queremos decir.
    hoy me queda claro el respeto que hay que darle a cada persona y por lo tanto hay que llamarle por su nombre o profesion. 1213021.

    ResponderEliminar
  15. Hola le faltaron dos palabras: CALI.... Y GALAN....

    jajajajaja

    ResponderEliminar
  16. Es propio de nuestra cultura, sin embargo aplicarlo para nosotros en el sitio laboral con sus clientes no es lo mas adecuado. Y Cada día hay que mejorar nuestro léxico. Para que se escuche mas interesante.

    ResponderEliminar

Bienvenido... Escriba su opinión, inquietud o sugerencia en el siguiente espacio. Haga click en el icono que considere conveniente para autenticar su comentario o si lo desea permanezca anonimo haciendo click en el espacio correspondiente. Gracias.