6 de octubre de 2007

Ahorro de monedas

Michael Porter, uno de los más importantes autores sobre estrategia empresarial del mundo, que publica sus postulados en Harvard Business Review y que estuvo de visita en el país en expo gestión formulo hace tiempo “las estrategias competitivas genéricas” dentro de las que resalto para el artículo de hoy el liderazgo en costos. La esencia de la teoría gira entorno a la reducción de los costos con el propósito de aumentar la utilidad. Pues, analizando esta búsqueda incesante de dinero de toda actividad económica existen algunas practicas empresariales que se respaldan en bajar costos de cualquier forma posible olvidando la efectividad en la productividad o que en ocasiones un costo adicional puede terminar siendo el diferenciador de la imagen de la empresa. Algunas de esas absurdas practicas empresariales que por ahorrar monedas terminan alejando los pesos son:

Empresas donde el fax esta disponible en la oficina de gerencia y la gente de ventas debe desplazarse hasta otra dependencia para enviar un comunicado o visitar varias veces ese lugar para revisar si ha llegado alguna información de los clientes. ¿Será que una carta recibida de un cliente para cerrar un negocio podrá dar hasta para pagar el teléfono?

Propuestas comerciales impresas en impresora de punto, pues, el toner de una láser puede ocasionar un incremento en los costos. ¿Será que dejará la misma imagen ante el cliente si se utilizan las maquinas modernas para imprimir la propuesta.?

Teléfonos donde cada 5 minutos empieza a sonar un pitico indicado que la empresa ya no desea que usted hable más con el funcionario que lo atiende, pues, el recibo del teléfono puedan dejarlos en la ruina. ¿Tendrá alguna relación el tiempo de atención al cliente con la relación a futuro y las compras que el cliente realice?

Personal que asiste a la empresa con la ropa de moda que quizás no es la apropiada para atender al publico porque la compañía considera costosos los uniformes para el trabajador ¿Será que se le olvida a la directiva que dependiendo de la característica del oficio es una obligación laboral entregar una dotación al trabajador?

Usuarios de celular que repican al celular de la empresa para que les devuelva la llamada por que no tienen minutos para sostener una conversación. ¿Cuántas de esas llamadas podrán ser para solicitar un pedido o informar que hay pago de un cliente?

Comunicados que salen a la calle en hojas de reciclaje donde no se sabe cuál es la información que se leerá porque están impresas por las dos caras. ¿Internamente se podría utilizar hasta papel periódico o reciclar el que se tiene, pero, salir a la calle con esa presentación deja mucho que pensar sobre todo de la solidez de la empresa?

Internet disponible para unos pocos de tal forma que haya un encargado de revisar la cuenta de correos electrónico de la empresa y que con seguridad se revisara una de vez en cuando ¿Para qué anuncian en las mismas páginas “contáctenos” si pasan semanas y nadie responde?

Empresas en las que tienen el aire acondicionado más lujoso que solo funciona cuando el gerente llega y lo apagan cuando este se va como si fuera la persona más importante de la organización y mientras tanto el cliente que aguante calor.

¿Cuántos pesos se ahorrará una empresa realizando estás prácticas? ¿Qué impresión deja un negocio administrado bajo la política de la pobreza? ¿Qué tipo de personal está contratando la corporación para tener reglas absurdas? A lo mejor muchos de estos interrogantes empezarían a tener solución cuando el empresario note una constante disminución de las ventas, pero, por el contrario cada vez apretará más el cinturón hasta que decidirá mejor cerrar el negocio.

Denuncia de la semana de mal servicio: ¿Cuántas veces ha pretendido ingresar a una empresa y el señor vigilante valiéndose de su uniforme y de voz de mando irrespetuosamente trata a la gente con amenazas y hasta con palabras soeces? ¿Qué pasa con las empresas de vigilancia? ¿Se enfocarán en tener “machos” para la seguridad o gente educada que trate con respeto a los demás? ¿Cuántas veces el gerente o el administrador observan con detenimiento el trato que el vigilante le da a los visitantes?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenido... Escriba su opinión, inquietud o sugerencia en el siguiente espacio. Haga click en el icono que considere conveniente para autenticar su comentario o si lo desea permanezca anonimo haciendo click en el espacio correspondiente. Gracias.