25 de julio de 2009

Ideas, ideas, ideas....

Es falsa la creencia que el talento para crear ideas es para pocas personas y no es común encontrar gente creativa. Otra creencia es que los individuos creativos son poseídos por un don especial y por eso logran hacer cosas diferentes. Estas erróneas ideas enfrentan la realidad de que muchos de los que rodean a una persona con talento creativo son los principales enemigos del desarrollo de la creatividad, tal es el caso de The Beatles que asistían casi el grupo completo a la misma escuela de Liverpool, Inglaterra, y Paul McCartney odiaba la asignatura de música y nadie pensó que pudiera tener talento musical. Igual le sucedió a nuestra cantante Shakira, quienes sus profesores le decían que no tenia voz para el canto. Y en el campo empresarial hay muchos profesores que no ven en un joven a un potencial empresario, quizás por la presentación personal, modales o actitudes frente a la profesión. Entonces, hay gente cercana que puede acabar con la capacidad creativa y las buenas ideas, solo, porque esas personas hacen cosas diferentes que no encajan en el modelo tradicional de pensar o actuar.

Pero, hay gente que descubre cosas que otros no ven, una fórmula mágica es descubrir algo que a usted le guste, porque tiene una aptitud natural y entiende el tema de esa manera se apasionara por esa actividad y los resultados no se harán esperar. También, la creatividad aparece cuando usted le da otro significado a lo que hace, por ejemplo: en una construcción le puede preguntar a un trabajador que esta haciendo y posiblemente la mayoría le responda: “pegando ladrillos”, otros, quizás digan “edificando un hogar”. Todo depende de la forma en que usted visualice lo que hace. También, existe una forma de estimular la creatividad y es cuando usted tiene un problema, perdida o se le presenta una circunstancia adversa, ahí todas las neuronas y partes del cuerpo se dedican a reaccionar sobre que hay que hacer, es como si esos problemas fueran un detonante de la creatividad.

Resumiendo la creatividad es una acción natural de todos los seres humanos y se centra en cuatro aspectos: El primero es la curiosidad de querer aprender cosas nuevas, algo que hacen los niños con frecuencia es preguntar, querer desarmar, probar y esas son fuentes ricas en argumentos para desarrollar esa habilidad. El segundo es la confianza. Imagínese a Albert Einstein, Henry Ford, Alba Edison, Steve Jobs, Cristóbal Colon, Bill Gates, entre otros escuchando los comentarios negativos de la gente, ¿qué hubiera pasado si estos personajes les hubieran hecho caso? Seguramente, a otra persona con más confianza en sus capacidades físicas y mentales se le hubiera atribuido el invento o el logro para la humanidad. El tercero es el coraje de enfrentar el viento en contra y saber levantarse para seguir adelante. Y el último, es la constancia, con ella usted puede lograr lo que se propone, pero, es quizás en la que los seres humanos son más débiles. Compruébelo. Si le formulan un tratamiento y debe tomar una dosis cada ocho horas, ¿qué sucede cuando usted ya se siente mejor? ¿sigue tomándose el tratamiento o lo suspende, o quizás un día si y al siguiente no?. Esa constancia debe adicionársele una dosis de disciplina que es la que nos conduce al éxito.

Practique esta semana; atrévase a cambiar la papelera de sitio, de ruta hacia el trabajo, a báñese con la otra mano, use colores en el vestuario que nunca ha utilizado, súbase a una buseta, visite sitios de Internet que no ha visitado, hable con gente diferente al circulo de amistades y si usted hace por lo menos una de estas actividades descubrirá cosas maravillosas que estimularan su creatividad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenido... Escriba su opinión, inquietud o sugerencia en el siguiente espacio. Haga click en el icono que considere conveniente para autenticar su comentario o si lo desea permanezca anonimo haciendo click en el espacio correspondiente. Gracias.